Auditoría de Calidad

“La auditoría es mucho más que sólo los números. Se trata de dar fe de los logros y los desafíos, y ayudar a asegurar una base sólida para las aspiraciones futuras”. Arta Limani - Director de Calidad de Deloitte

El propósito de la auditoría es validar la confianza de los usuarios de los estados financieros. La auditoría muestra su posición y ayuda a informar su próximo paso. El mandato básico y duradero de la auditoría consiste en dar fe de que los estados financieros ofrecen una imagen fiel en todos los aspectos importantes, de conformidad con el marco de información financiera pertinente.

El auditor es totalmente independiente de la empresa contratante a auditar. Los usuarios de los estados financieros auditados son los acreedores, los accionistas y otras partes interesadas.

Años antes, la auditoría se consideraba un simple procedimiento administrativo que consistía principalmente en verificar la exactitud de las transacciones contables consignadas en los estados financieros auditados.

El papel de los auditores en la calidad

A medida que el mundo se transforma, el papel de los auditores nunca ha sido tan esencial. Ahora los auditores deben ser considerados como aliados para dar forma a los estándares que darán consuelo a las partes interesadas para que puedan construir sobre una base de fortaleza para el futuro, apoyando la toma de decisiones inteligentes y seguras.

Entendemos que el mayor desafío para algunas partes interesadas es comprender la importancia de la calidad de la auditoría en sí, ya que los elementos de auditoría son a menudo complejos y difíciles de medir.

Gran parte de una auditoría se basa en el proceso de auditoría y el proceso puede ser cualquier cosa menos visible para el cliente y aún más para los usuarios de los estados financieros.

Según el punto de vista tradicional, la calidad de la auditoría es coherente en todas las empresas de auditoría, ya que las auditorías se realizan de acuerdo con normas de auditoría aceptadas. Sin embargo, muchos estudios y prácticas posteriores se oponen al punto de vista tradicional, demostrando que la calidad también define el precio.

Calidad significa un compromiso total para hacer juicios sólidos. Significa asegurarse de que se tomen todas las medidas correctas y coherentes en el curso de la auditoría. Significa proporcionar una base de confianza en los resultados verificados.

Es por ello que la calidad de la auditoría realizada ayuda a los clientes a aumentar la fiabilidad de los estados financieros reportados y, en consecuencia, la posibilidad de obtener préstamos de las instituciones crediticias más prestigiosas y de atraer socios potenciales para inversiones conjuntas.

La naturaleza exacta de la auditoría de alta calidad varía esencialmente con el tiempo, convirtiéndose en una actividad que evoluciona con el desarrollo del entorno comercial diario, las normas de información financiera, las normas de auditoría, los reglamentos y la tecnología. Esto significa que la búsqueda de la calidad de la auditoría es una búsqueda interminable y no es un objetivo fijo con un resultado final.

De hecho, los únicos signos visibles de una auditoría potencialmente débil son las reevaluaciones de los estados financieros o la reedición de opiniones o incluso las investigaciones específicas realizadas por los reguladores. Sin embargo, estos procesos pueden durar años y hasta entonces, pueden tener poco que ver con la situación actual de la empresa.

¿Cómo influye la calidad en las Auditorías?

Según estudios recientes, aunque es difícil medir la calidad de la auditoría, varios factores determinan o influyen en la calidad de la auditoría. Un factor relevante es el tamaño de las firmas profesionales de auditoría; cuanto más grande sea la compañía de servicios, mayor será la calidad ofrecida.

Otro factor adherente es la marca de la firma; para fortalecer más la marca, las firmas de auditoría otorgan gran importancia a la calidad de la auditoría. Otro factor crucial para evaluar la calidad de la auditoría es la experiencia de la empresa auditora en los sectores específicos, que suele medirse por la participación en el mercado.

Trabajar con una firma de auditoría prestigiosa y profesional tiene una gran ventaja para la empresa auditada. Aprovechar la profunda experiencia de la firma de auditoría de marcas en la industria relevante ayudará a crear bases cada vez más firmes sobre las que se puedan basar las decisiones y las acciones futuras, añadiendo un valor más profundo y genuino para los grupos de interés.

Debido a la falta de experiencia y conocimientos de los auditores, es posible que las partes interesadas no estén informadas sobre las últimas cuestiones financieras relacionadas con el sector en el que operan. Además, no es por negligencia o falta de voluntad, sino simplemente por la falta de experiencia, mecanismos y/o personal para tratar con muchas industrias y tendencias empresariales.

En conclusión, la marca y la reputación de la empresa de auditoría, el tamaño de la empresa de auditoría y su experiencia en el sector son algunos de los factores clave que deben tenerse en cuenta para garantizar una alta calidad de la auditoría. Sin embargo, todas estas cualidades también tienen el precio respectivo, lo que también hace que la diferenciación de los auditores

Deja un comentario

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar